EAS en Movimiento

Compartir la vida, dar testimonio de que Jesús es la razón de ser de nuestra fe católica. El encuentro cercano con Jesús supone un enamoramiento que no puede ser circunstancial, sino que se convierte en lo esencial en este caminar de los EAS.

Y los EAS del mundo estamos en movimiento y con la frescura que ha planteado el papa Francisco en el Evangelio de la Alegría (Evangelli Gaudium), pero sin perder el rumbo que ha sido trazado visionarimente por nuestro fundador el padre Antonio Hortelano.

Ser discípulos y misioneros que vayan con alegría y humildad al encuentro del necesitado , sin perder de vista nuestra esencia, nuestro carisma. Este compartir nos acercará irremediablemente a la consolidación del Reino de Dios.

Un abrazo

Anuncios